Juniorado

42. El Juniorado en nuestra Congregación, es el periodo comprendido entre la primera profesión y los votos perpetuos. Esta encaminado a alcanzar, por medio del estudio y de la participación responsable en las tareas comunitarias, la madurez necesaria para hacer su opción definitiva. Durante este tiempo, la Juniora recibirá una formación espiritual y apostólica, doctrinal y a la vez practica en forma gradual y progresiva. También, si es oportuno, obtendrán los títulos pertinentes, tanto eclesiásticos como civiles. Irá obteniendo la preparación técnico-profesional, según el apostolado que vaya a desarrollar.

43. El Juniorado se hará bajo la dirección de una Maestra. Cuando la Juniora este integrada a una comunidad local, la Superiora y las Hermanas deben colaborar responsablemente en su formación especialmente con el testimonio de vida y con su oración. La Juniora, por su parte, trabajará con responsabilidad en su perfeccionamiento integral, ayudada por la gracia divina.

44. La Juniora renovará los votos anualmente cuatro veces consecutivas, si es admitida por la Superiora General con el voto consultivo de su Consejo, oído el parecer de la Maestra y de la Comunidad o Comunidades en las que haya realizado el Juniorado.